Fácil de usar
De una forma fácil se puede determinar el mejor protocolo de despara-sitación para cada caso.
Protocolo a medida
Se adapta a las necesidades y se define en función de las caracterís-ticas de cada cliente.
Dosificación a medida
El producto final a dosificar se adaptará a los requisitos legales de cada cliente.
Servicio técnico completo
El DWP se complementa con todos los servicios técnicos necesarios para un control antiparasitario adecuado.
Ventaja económica
La reducción del manejo de los animales supone una ventaja económica.
¿Qué és DWP?

Deworming Program (DWP) es un protocolo sencillo y eficaz que permite solucionar los problemas de parasitosis internas y externas más habituales del ganado porcino.

El DWP incluye un programa informático que valora las situaciones de forma individualizada para llegar al programa de desparasitación idóneo en cada caso, a un coste accesible y adaptando la dosificación y los productos a utilizar a las necesidades de dosificación individuales.

Dosificación a medida

Sabiendo que las necesidades de dosificación varían en función de cada cliente y de las instalaciones de las que se dispongan, DWP permite adaptar el programa de desparasitación más adecuado a las necesidades de dosificación en cada caso.

En esos casos en que la presentación comercial de los productos sea a una dosis inferior a la que legalmente se pueda utilizar, DWP dispondrá de la capacidad de recomendar el producto intermedio medicamentoso (PIM) que se adapte totalmente a los requisitos legales y funcionales del cliente.

Servicio técnico
completo

El DWP se complementa con un servicio técnico de asesoría antiparasitaria que engloba, entre otros, la solución on-line o vía teléfono de las consultas técnicas, la colaboración con un laboratorio externo para la realización de los análisis coprológicos, el kit DWP para la recogida de muestras y el programa informático DWP que permite llegar a la mejor alternativa antiparasitaria para cada tipo de explotación.
Imágenes en microscopia electrónica de los gránulos de Ecomectin Premix.
Detalle en ME del recubrimiento monoglicérido de Ecomectin Premix.
Ecomectin
Premix

Ivermectina en premezcla
Antiparasitario interno y externo de amplio espectro que cubre las infestaciones por artrópodos o nemátodos debidas: gusanos redondos gastrointestinales (Ascaris suum, Hyostrongylus rubidus, Oesophagostomum spp., Strongyloides ransomi), gusanos del pulmón (Metastrongylus spp.), piojos (Haematopinus suis) y ácaros de la sarna (Sarcoptes scabiei var. Suis).

Su presentación en premezcla permite una fácil y cómoda administración del producto.

Su presentación en forma de gránulos homogéneos de libre flujo permite una mezcla fácil y homogénea, una estabilidad constante y evita la subdosificación de producto.

Un recubrimiento monoglicérido cubre cada gránulo de ivermectina, evitando de esta forma la formación de polvo y disminuyendo los riesgos de contaminaciones cruzadas.

El producto esta disponible en presentación comercial y bajo receta del veterinario puede elaborarse su correspondiente Producto Intermedio Medicamentoso (PIM).

Oxibendavet
Premix

Benzimidazol en premezcla
Antiparasitario interno de amplio espectro que cubre las formas adultas, larvarias y huevos de nematodos gastrointestinales y las formas larvarias de los nematodos pulmonares.

Su presentación en premezcla permite una fácil y cómoda administración del producto.

El producto esta disponible en presentación comercial y bajo receta del veterinario puede elaborarse su correspondiente Producto
Intermedio Medicamentoso (PIM).

Vermivet
Oral

Levamisol en solución oral
Antiparasitario interno de amplio espectro efectivo frente a los principales nematodos digestivos y pulmonares que afectan al porcino.

Su presentación en solución oral permite una fácil, rápida y cómoda administración del producto.

Es una solución de rápida instauración cuando aparecen brotes de
parasitosis internas.

Los reproductores, que incluye cerdas, verracos y los animales de reposición, como son las nulíparas, han de considerarse de forma independiente, debido a sus articularidades de edad y fisiología tan distinta.

Diferenciaremos, por tanto, 4 grupos distintos:

Tratamiento inicial
Se da cuando hemos de administrar el primer tratamiento antiparasitario a todo el grupo. Son casos poco frecuentes, puesto que normalmente todas las explotaciones están bajo un protocolo antiparasitario continuado. En este caso haremos una desparasitación en sábana de todo el efectivo, para controlar y cortar las parasitosis de forma general. Una vez desparasitado todo el grupo, podremos pasar a los tratamientos periódicos de cada animal.

Nulíparas
Se recomienda una desparasitación sistemática antes de la cubrición.

Cerdas
Se recomienda una desparasitación de 2 a 3 semanas antes del parto, aunque también es sustituible por una desparasitación en sábana 2-3 veces al año.

Verracos
Se recomienda 2-3 desparasitaciones al año.

En estos animales de mayor edad y peso, las parasitosis que pueden aparecer serán tanto internas como externas, con lo que es aconsejable hacer tratamientos que cubran los dos tipos de parasitosis.

Los engordes de ciclo cerrado son los que suponen un menor riesgo de parasitosis para los animales. Debido a que todos los animales son originarios de una misma explotación y de características sanitarias conocidas y controladas.

En estos animales se recomienda un tratamiento antiparasitario al final de la transición para permitir una entrada al engorde sin carga parasitaria. En las explotaciones en las que se detecte cierta carga parasitaria al final del cebo o lesiones parasitarias en matadero, se recomienda un tratamiento estratégico puntual a mitad del engorde.

Los engordes de bajo riesgo son esos en los que hay un bajo riesgo de parasitosis para los animales debido a que todos los animales son originarios de una misma explotación externa y de características sanitarias conocidas y controladas.

En estos animales se recomienda un tratamiento antiparasitario a la entrada al cebo, es decir a su llegada a la explotación, de cara a dejar a los animales sin carga parasitaria durante el resto del cebo. En las explotaciones en las que se detecte cierta carga parasitaria al final del cebo o lesiones parasitarias en matadero, se recomienda un tratamiento estratégico puntual a mitad del engorde.

En el caso de que los animales se ceben a peso mayor de los 110 kg p.v. y debido a los problemas de parasitosis interna y externa que con frecuencia aparecen en estos animales, se recomienda un tratamiento hacia los 4,5 meses de vida con un antiparasitario interno y externo.

En los engordes de alto riesgo el riesgo de parasitosis es alto debido a que los animales provienen de múltiples orígenes y tienen características sanitarias desconocidas.

En estos animales se recomienda un tratamiento antiparasitario a la entrada al cebo, es decir a su llegada a la explotación, para que los animales estén sin carga parasitaria durante el resto del cebo. En las explotaciones en las que se detecta cierta carga parasitaria al final del cebo o lesiones parasitarias en matadero, se recomienda un tratamiento estratégico puntual a mitad del engorde.

En el caso de que los animales se ceben a un peso mayor de los 110 kg p.v. y debido a los problemas de parasitosis interna y externa que con frecuencia aparecen, se recomienda un tratamiento hacia los 4,5 meses de vida con un antiparasitario interno
y externo.

Las parasitosis en el cerdo ibérico tienen sus particularidades que hacen obligado su protocolización a parte.

Hay que distinguir entre los reproductores y los cerdos en cebo, para poder definir el protocolo ideal en cada caso.

Fácil de usar
De una forma fácil se puede determinar el mejor protocolo de despara-sitación para cada caso.
Protocolo a medida
Se adapta a las necesidades y se define en función de las caracterís-ticas de cada cliente.
Dosificación a medida
El producto final a dosificar se adaptará a los requisitos técnicos de cada cliente.
Servicio técnico completo
El DWP se complementa con todos los servicios técnicos necesarios para un control antiparasitario adecuado.
Ventaja económica
La reducción del manejo de los animales supone una ventaja económica.